CRISTO SALE AL ENCUENTRO DEL ADOLESCENTE

El matiz específico del Cristocentrismo en el ECYD es la amistad con Cristo. Es Él quien nos sale al encuentro en un paisaje, en una tarde de amigos, hasta en un partido de futbol. Es Cristo quien se hace presente e invita a los adolescentes a seguirle, a ser sus amigos y apóstoles.

Descubrir esta presencia muchas veces oculta en medio de lo ordinario, se vuelve clave en el ECYD. Descubrir a Cristo que pasa y que nos hace presente su amistad en el día a día. Escucharle en su Palabra, encontrarnos con Él en los sacramentos, tocarle en la vida y en los rostros de quienes nos rodean, y en nuestra actividad apostólica, como quien recuerda y se encuentra con el amigo cada que le es posible.

¿Cómo descubres tú la presencia de Cristo en tu día a día?

¿Qué te ayuda a descubrirla?

Se puede encontrar el texto del Papa Francisco usado en el video aqui.

OTROS MÓDULOS DISPONIBLES


“Vivir el ECYD es hacer la experiencia de un carisma que se encarna en un estilo de vida y misión.
Es la alegría que brota en el adolescente al descubrirse amado y llamado por Jesucristo;
es la iniciativa y creatividad que se enciende en él al saberse en medio de una gran misión de cara a la eternidad;
es lo que pasa en su interior cuando entiende que puede vivir un cristianismo auténtico y atractivo, dejando así una profunda huella en el mundo de hoy;
es la fortaleza que le da ser parte de un grupo de amigos con los que comparte los mismos ideales y sobre todo su fe.”

 

– EPÍLOGO DE LOS ESTATUTOS DEL ECYD –