¡VENGA TU REINO!

Cristo es la luz que vino al mundo. Cuando vivimos bajo esta luz, la luz verdadera, hacemos presente el Reino.

El adolescente del ECYD vive con el deseo ardiente de que venga este reino, el reino de Cristo al mundo entero.

Por eso se deja iluminar por la luz de Cristo, deja que toque su corazón, y busca transmitirla también a otros.

OTROS MÓDULOS DISPONIBLES


“Vivir el ECYD es hacer la experiencia de un carisma que se encarna en un estilo de vida y misión.
Es la alegría que brota en el adolescente al descubrirse amado y llamado por Jesucristo;
es la iniciativa y creatividad que se enciende en él al saberse en medio de una gran misión de cara a la eternidad;
es lo que pasa en su interior cuando entiende que puede vivir un cristianismo auténtico y atractivo, dejando así una profunda huella en el mundo de hoy;
es la fortaleza que le da ser parte de un grupo de amigos con los que comparte los mismos ideales y sobre todo su fe.”

 

– EPÍLOGO DE LOS ESTATUTOS DEL ECYD –